Historias VOLVER

El candidato en colectivo

Natural de Villa Laza, Ricardo Huarte es un habitué del 505 (marrón) y de las sorpresas políticas con reminiscencias del inefable Rody Cachela: in extremis presentó una lista con su candidatura a intendente en boleta corta.

Sabemos que Cachela, hasta que capituló para ocupar lugares pocos expectantes en el kirchnerismo, había sido el eterno candidato a intendente del Partido Humanista, siempre con suerte esquiva. Desde entonces ningún sujeto epigonal a su candidatura había aparecido por la ciudad. Hasta ayer que -siendo consecuente con el pintoresquismo político que lo acompaña- Ricardo "Colorado" Huarte volvió a apostar por la sorpresa de una candidatura de color, casi testimonial, para llegar al lejano sillón de Duffau.

Huarte, un apellido histórico del peronismo, sorprendió hace más de diez años cuando también se presentó como candidato pero acompañado de un personaje singular: el doctor en física Jorge Pouzzo, gran amigo del escritor Jorge Dipi Di Paola. Ambos, durante memorables tertulias intelectuales con el vino como invitado inspirador, fueron parte del paisaje de los bares El Cisne y el Ideal en plena década del 90. Huarte, que tiene un capital simbólico importante en el conocimiento del territorio, llevó a Pouzzo en aquella aventura política de una interna en el PJ que, por supuesto, terminó sin muchos votos pero con bastante diversión.

Ahora, con más años pero igual energía, Huarte se guardó la bala de plata para una elección que tiene a Miguel Lunghi, Marcos Nicolini, Rogelio Iparraguirre, Roberto Caracoche y la debutante Andrea Almenta entre sus competidores: va con lista corta (es decir sin candidatos a presidente ni a gobernador) encabezando la boleta del partido Lealtad y Dignidad, un espacio vecinalista cuya propuesta se enfoca en salud, deporte y educación.

Si algo le sobra a Huarte son horas de colectivo, donde esta mañana de feriado patrio parece haber iniciado su campaña. La quijotada emula la secuencia de aquellos remotos años en que Rody Cachella buscaba llegar a la intendencia desde el humanismo de Silo, patriada que concluyó el día que amargamente descubrió en el recuento de sufragios -como autoridad de mesa- que no lo había votado ni siquiera su padre. Huarte va por más y el primer desafío será superar el porcentaje que le permita trascender la instancia de las PASO.

APORTA TU PENSAMIENTO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.