Información VOLVER

Turismo: casi como en las buenas épocas

A juzgar por lo que señalan distintos prestadores turísticos, la ciudad vive un buen fin de semana largo, como hacía rato no se veía.

Restaurantes y cafeterías con muchísima gente, las calles y los paseos también desbordantes de turistas. Y un signo hacia adentro que cada vez resulta más ostensible: muchos negocios del centro abiertos, a pesar del feriado. Tendencia que se reafirma.

Ese es el panorama de Tandil en estas horas. El clima, hay que decirlo, le jugó una buena pasada al turismo: hace frío pero cesaron los días gélidos. Y no llovió, factor fundamental para que el turismo, luego de varios meses en que venía a la baja o por lo menos amesetado, encontrara otra vez un resplandor de los días de oro. Sobre todo, como acuerdan los prestadores, teniendo tan cerca las vacaciones de invierno.

Así, con moderada satisfacción, se vive en Tandil este fin de semana largo, con buenaventura en especial para dos sectores: hotelería (con precios nada baratos) y gastronomía, primeros beneficiarios de una industria que hasta poco parecía no tener techo como destino.

APORTA TU PENSAMIENTO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.