Artículos VOLVER

Lo inimaginable: construyen un centro comercial en la exCurva de la Muerte

El desarrollo de Tandil empieza a pintar un óleo que para los memoriosos resulta al menos sorprendente: en la desaparecida Curva de la Muerte, hoy esquina de Linstown y Aristegui, se está levantando un complejo comercial.

Se llamará así: Complejo Comercial de la Curva. Se infiere, pues, que los propulsores de este emprendimiento son nativos del Tandil de los años felices. Nadie que no lo fuera podría haber bautizado con ese nombre al centro comercial, pues de la curva que se trata es nada más y nada menos que de la temible exCurva de la Muerte. La obra vial del cruce que hace algunos años se realizó allí -con la instalación de los semáforos más lentos del mundo- terminó con el último vestigio de la curva, por lo tanto queda nada más que su recuerdo, el cual incluye múltiples y luctuosos accidentes.

En un vértice donde la curva se parecía a una emboscada se está levantando un complejo comercial, emprendimiento que resulta toda una novedad para el lugar. Los vecinos del barrio Golf, del country Sierras de Tandil que está ubicado a pocos metros y las muchas viviendas que ya forman parte del paisaje, serán los primeros destinarios de ese centro comercial en plena construcción que sus inversores pretenden entregar en marzo de 2020. Son 7 locales comerciales que se venden en block, con estacionamiento propio y todos los servicios. Cada local tiene su propio baño y kitchenette.

El precio parece estar a tono con lo inevitable: Tandil se convirtió en una ciudad cara para todo: 380 mil dólares es el número que Barbini Propiedades ha comunicado en Región 20 respecto a los futuros o inminentes inversores. En el corazón de la exCurva de la Muerte, un lugar que hace treinta años era el paso natural de los tandilenses que iban para Mar del Plata, los turistas que ingresaban a Tandil y los amantes de nuestro terruño que buscaban la recóndita intimidad del Hotel California, recientemente demolido. Otras épocas...

APORTA TU PENSAMIENTO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.