Artículos VOLVER

Los tres mosqueteros, a tres años de la primer cocción de Tandilia

Fue un parto y ocurrió hace tres años. La primera cocción de la cerveza artesanal Tandilia duró desde las ocho de la mañana hasta las dos de la mañana del mismo día. Costó sangre, sudor y lágrimas, pero valió la pena. En ese mismo e interminable acto Emilio Pardo, Ricardo Camgros y Matías Yanuzzio estaban fundando una fábrica de cerveza artesanal bajo el signo de una marca poderosa.

Se conocieron en una escuela de cocina. Uno venía del paraje La Porteña, el otro de Villa Cacique y el tercero del Barrio Falucho. Todos hijos de laburantes. Los tres con ese capital intangible en la caja de ahorro de la existencia: el combo de juventud y ganas. Así, con esas briosas ganas un día se les ocurrió proyectar algo inverosímil, teniendo en cuenta que ninguno del trío de amigos sabía ni un poquito de la materia en cuestión. Fundar una fábrica de cerveza artesanal, fue la idea. Que habría de nacer sobre los restos mortales del entrañable estadio de Ramón Santamarina, a espaldas del arco que daba a la calle Belgrano. Todo un signo, un buen presagio, al menos para uno de los tres socios, que era fanático del aurinegro.

A fines de 2015 comenzaron a reunirse y de esas charlas saldría acaso lo más importante para el puntapié de la flamante empresa: la marca, su registro de identidad. Tandilia, una variante del topónimo de la ciudad devenido en birra. En birra que late, como la famosa piedra madre. En Belgrano 1382 arrancó la fábrica primigenia, tan artesanal como la cerveza que nacía, y luego el bar, y luego todo lo que ya sabemos, su fortaleza basada también en la proyección de la marca Tandil y el prestigio consolidado en las distinciones internacionales que Tandilia Cervecería Boutique ganó en orden a una premisa fundacional que se hicieron los tres mosqueteros como un juramento de honor: hacer un producto de alta calidad. Y así llegó con el tiempo su proyección comercial en toda la provincia de Buenos Aires.

Un día como hoy de hace sólo tres años (un suspiro, si se quiere, para los tiempos del crecimiento empresarial) Tandilia producía su primer cocción de cerveza. Fue un nacimiento, una revelación, el chispazo iniciático con que los tres amigos se recibieron de emprendedores: Emilio, Ricardo y Matías, que este miércoles se disponen a celebrar el acontecimiento como realmente lo merece: con un "festejo fuerte" a través de una idea disparadora: "Llevate la pinta aniversario, llenala con tu estilo preferido, tomala y es tuya. Happy Hour de 18 a 22 horas con un show en vivo Drippin".

Hasta la última gota.


APORTA TU PENSAMIENTO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.